Patrimonio Neto

 Este término financiero es usado con bastante frecuencia. Si desea  solicitar una línea de crédito para conseguir un préstamo hipotecario, este es un factor determinante. Hay prestamistas que no le otorgan un préstamo si Usted no tiene un patrimonio o activo neto positivo, o restringen la cantidad  máxima de dinero a otorgar a  una vez o vez y media del valor de su activo.

El cálculo de su patrimonio neto, le da el valor exacto de sus posesiones. Este se calcula restándole al total de sus bienes o activos, el total de dinero que debe.

Sus bienes es todo el dinero que tenga en efectivo o que pueda ser convertido en efectivo rápidamente sin que pierda su valor como cuentas corrientes, de ahorros, fondos del mercado monetario, valor de rescate en efectivo de un seguro de vida, certificados garantizados de inversión y bonos canadienses con términos de hasta un ano, impuestos que le regresan, tierras y otros.

También debe incluir el dinero que tenga en cuentas de ahorro registradas o no registradas, como RRSP, TFSA, RESP,  más los activos personales en bienes raíces como el valor actual del mercado de su vivienda, casa de descanso, u otras propiedades, joyas, colecciones de arte u objetos coleccionables, precio actual de su automóvil, en fin el valor de todo lo que posea.

Sus pasivos incluye todas las deudas ya sean a corto o largo plazo como: el saldo de su préstamo hipotecario, lo que debe de su línea de crédito, saldo total de sus tarjetas de crédito, préstamo que obtuvo para la compra de su automóvil, estudios postsecundarios, o algún equipo indispensable para su trabajo, impuestos sobre sus ingresos o sobre la propiedad, etc.

Su Patrimonio Neto = Total de sus bienes (Activos) -Total de  sus deudas (Pasivos)

Si sus activos son mayores que sus pasivos, hay más  posibilidades de que le aprueben la solicitud de un préstamo.

En el caso que sus pasivos sean mayores que sus activos, técnicamente Usted no tiene solvencia económica y debe concentrarse en reducir su deuda rápidamente.

La revisión periódica de su Patrimonio Neto, le ayuda a establecer una disciplina financiera, a medir su progreso regularmente y  a sentirse seguro sobre su futuro.