Flujo de caja o de dinero en efectivo

Flujo de caja o dinero en efectivoEl flujo de caja o de dinero en efectivo es un informe financiero, que muestra el flujo o el movimiento del dinero que  recibimos a través de nuestros ingresos netos u otras fuentes, y  lo que sale o gastamos. El saldo de esta diferencia nos dará un flujo de efectivo excedente  o deficiente,  en dependencia si la cantidad es positiva o negativa.

Si lo que gastamos supera lo que ingresamos estamos en presencia de un déficit, o de un flujo de efectivo negativo y hay necesidad de revertir esta situación.

Es muy común escuchar expresiones como todo lo que gano se me va en pagos, ¿dónde está mi dinero? No puedo ahorrar, si escasamente me alcanza para vivir.

Si lo que ingresamos supera nuestros gastos, tendríamos un superávit, o un flujo de efectivo positivo que significa que tenemos dinero sobrante, que podríamos destinar para múltiples propósitos, invertirlo, ahorrarlo y acelerar el pago de nuestras deudas.

Genere un flujo de caja positivo

La clave de las finanzas personales  es generar un flujo de caja positivo, si este es invertido en propiedades  o es usado para reducir deudas, o ambos inclusive, el resultado nos llevará a un aumento  del  activo neto con el transcurso del tiempo.

Ingreso Neto- Gastos= Flujo de caja /efectivo (Positivo o Negativo)

Un Informe del flujo de dinero en efectivo nos muestra nuestra situación real, y es el punto de partida para elaborar un presupuesto que nos permita reajustar nuestros gastos para crear o aumentar la cantidad de  dinero en efectivo mes a mes.

Para preparar este informe necesitamos conocer dos datos, cuánto y de dónde proviene su dinero e incluye salario, ganancias de inversiones, beneficios del Gobierno, más los gastos que tenemos, dentro de los que aparecen los gastos básicos  y  los opcionales que pueden ser  eliminados  o reducidos  a la mínima expresión.

 Los gastos básicos son gastos necesarios que si recortamos podríamos reducir drásticamente nuestro estilo de vida . Estos  gastos incluyen el pago del techo que nos guarece, alimentos, ropa, transporte, gastos para la salud, pagos de préstamos, gastos por el cuidado de hijos y padres, gastos para el cuidado de la apariencia personal.

 Los gastos opcionales son flexibles, pueden ser reducidos o eliminados en su totalidad y es donde nos enfocaríamos principalmente. Estos gastos incluyen gastos de placer, subscripciones a revistas, vacaciones, hobbies, entretenimiento, comidas en restaurantes, arreglos no esenciales de la vivienda, ahorros, inversiones, etc.